sábado, 27 de septiembre de 2008

viernes, 26 de septiembre de 2008

Cerca de mi departamento

¿Viste esta página?


Es www.livestrong.com Cuando la vi pensé para mi misma en que medida estoy de acuerdo con lo que dice.

Primero, me gusta mucho de nombre – Livestrong. Nadie dice livesrtong en inglés, pero es un buen nombre que, en mi opinión, transmite una idea compleja – sólo en 10 letras.

Después, la marca registrada de la página “Dare to” seguida por lo que te están desafiando a hacer: ser saludable, ser activo, comer bien, ser equilibrado y mantenerse joven.

La palabra dare es lo que me gusta mucho. Pienso es una muy buena descripción de la idea perfectamente.

Es muy fácil poner todas las excusas en el mundo de por qué una persona está tomando decisiones malas para la salud. Al final, todos nosotros tomamos decisiones cada día sobre si vamos a Livestrong o si vamos a tomar otro camino.

Sí, pienso que lo que te están desafiando a hacer es difícil, pero creo que las cosas que valen la pena en la vida son más difíciles de conseguir y a su vez eso las hace más valiosas.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Es oficial...


Tuve que pedir los antecedentes en EEUU de the Federal Bureau of Investigation. Estoy tratando de sacar el DNI. No los tengo...por ahora! (-:

jueves, 18 de septiembre de 2008

¿Tenés alguien que te inspire?

¿Hay alguien en tu vida que te haga parar y darte cuenta? ¿O que te haga querer ser una persona mejor? O que te haga decir lo que la mujer dijo después de que Meg Ryan finge un orgasmo para Billy Crystal mientras están sentandos en un restaurante en la película When Harry Met Sally: “I’ll have whatever she’s having.”

Espero que tengas alguien así, porque ciertamente yo lo tengo.

Herman Cortinez, mi entrenador, que siempre está parado cerca de la marca de 200m en el Rosedal, mientras su grupo hace pasadas, constantemente alentandonos, gritando, “¡Dale, dale!” y “¡Vamos, vamos!” Él es tan positivo, tan amable y es muy constante. He estado entrenando con su grupo desde hace unos meses y estoy esperando que un poco de su buena onda se me contagie.

Nora es una de mis vecinas. Ella tiene casi 75 años y a veces no recuerda mi nombre, pero siempre me saluda diciendo “Mi amorrrrr” y tiene sus uñas pintadas con un hermoso matiz de rojo cada semana. A mí, son sus uñas las que me llaman la atención; son un símbolo de que ella está en el juego de la vida todavía, incluso a su edad.

Tengo un amigo que se llama Brad, que vive en Texas y al que he conocido por casi veinte años. Él es una de las personas más graciosas que he conocido, siempre está haciendo bromas y me hace reír. Él siempre es positivo y tiene un buen punto de vista sobre la vida. Recién divorciado, ahora está cuidando a sus 2 hijos, solo, y recientemente empezó a salir con una chica de Córdoba (¡Qué coincidencia!). Incluso después de su divorcio, él no deja de creer en el amor.

Tengo otro vecino, Héctor. Tiene 54 años, es muy atlético, siempre está bien vestido, y es un Ironman. Sí, es correcto, es un Ironman, con un tatuaje de logo de IM para conmenorarlo. Creo que ha completado tres carreras de Ironman. Pienso para mí misma, ojalá pueda terminar una. ¡No puedo imaginar tres! Él es impresionante.

Tengo muchas personas en mi vida que me inspiran. Cuando pienso en ellas, noto que todas tienen algo en común que me gusta.

No pierden la fuerza de vivir la vida.

Ya sabés, estaba hablando con una amiga que también se divorció recientamente y me dijo que se siente como si fuera damaged goods después de su divorcio. Le dije que de hecho, después de la edad de 30, todos nosotros podemos considerarnos como damaged goods.

Las personas que me inspiran son aquellas que dan lo mejor de sí, no importa lo que haya ocurrido en su pasado. Son positivos, abiertos al amor y se aceptan a sí mismos y a la gente como es, con imperfecciones y todo.

En resumen, ellas se levantan y se enfrenten al mundo cada día con una actitud tan brillante como el rojo esmalte que Nora se pinta sobre sus uñas todos los martes.

Te mando besos,
Jenn

Cerca de mi casa

miércoles, 17 de septiembre de 2008

domingo, 14 de septiembre de 2008

Chico borracho

Estaba caminando por Sante Fe cuando este chico empezó a hablar conmigo. Estaba borracho y había vómito en su campera. Él me pidió para mi número. (-:

sábado, 13 de septiembre de 2008

Autoservicio

Me sorprendió cuando aprendé que este es un supermercado. Por mi primer año acá, pensé era un lugar para arreglar su auto.

jueves, 11 de septiembre de 2008

El top 10 de razones para saber que sos cassssi una porteña

10. Pienso que no es nada comer medio kg de carne para la cena – y nada más.

9. Ni parpadeo cuando es septiembre y estás haciendo shopping para algo de primera y te dicen que “No hay stock.”

8. Tu punto de vista ha cambiado de “Uhhhh, acá todos tienen un mullet.” a “¡Me encanta el mullet!”

7. Todas tus palabras terminan en “ito” o “ita” por ninguna razón en particular.
“Voy a darte este papelito así que podés recibir tu remerita.”

6. Tus zapatos combinan con tu cartera YYYY tu bufanda.

5. Sabés exactamente qué billete necesitás usar para recibir la mayor cantidad de monedas como tu cambio.

4. Cuando les escribís a tus amigos en tu pais (en inglés), notás que estás terminando cada oración con una exclamación! O mejor, dos exclamaciones!! O tres!!!

3. Cuando estás escribiendo un saludo en esa carta o mail, pienso escribir “Regards” o “Best” es muy, muy formal.

2. En vez de hablar en oraciones directas, planteás todo como una pregunta. “¿Querés que nos veamos?”

Y la razón número uno para saber que sos casssssssi una porteña es…..

1. Podés caminar por la vereda, tipear un mensaje de texto sin mirar al frente y no pisar caca de perro porque ahora tenés un radar para caca en ambos pies.

Digo que “sos cassssssssi una porteña”, primero, porque mi lista es un chiste, pero también porque nunca vas a ser una porteña. Pero, un día es posible que te des cuenta y que te digas a vos misma, “Guau, finalmente me siento como si estuviera en mi pais.”

Cada mañana lo mismo

miércoles, 10 de septiembre de 2008

martes, 9 de septiembre de 2008

lunes, 8 de septiembre de 2008

domingo, 7 de septiembre de 2008

sábado, 6 de septiembre de 2008

jueves, 4 de septiembre de 2008

Estamos en esto juntos

Corrí la carrera de Nike Human Race 10k el domingo pasado. Fue espectacular, con una carrera en 25 ciudades alrededor del globo, más de 750.000 participantes por todo el mundo, y 15,000 en Buenos Aires. La pasé muy bien. Podría hablar mucho de esto, pero probablemente ya leíste algo sobre la carrera en el diario. Lo que me da muchas ganas de decirte es algo en lo que pensaba casi todo el tiempo que estuve allí.

Es algo que un amigo me dijo hace casi 14 años atrás, algo que cambió la manera en la que veo el mundo y pienso que captura el espíritu de la carrera.

Estaba en el primer año de mis estudios para ser ingeniera y sólo hacía un poco que había cumplido 18 años. Había ido a la clase temprano y estaba esperando afuera en el pasillo hasta que nuestra clase empezara. Estaba charlando con un amigo cuando alguien de nuestra clase le preguntó sobre nuestra tarea que estaba asignada para el día. Mi amigo empezó a hablar con este chico, contestando sus preguntas y hablando con él sobre sus dudas.

Después de un par de minutos, pensé que él iba a empezar a hablar conmigo de nuevo y que íbamos a poder terminar nuestra conversación, pero me di cuenta de que el chico no había entendido todavía la tarea, así que mi amigo siguió hablando con él. Cuando el timbre sonó para que nuestra clase empezara, me di cuenta de que él le había estado hablando por 20 o 30 minutos.

Esto me sorprendió un poquito, así que le pregunté si conocía a la persona con la que estaba hablando. “Nunca lo había visto”, me respondió. “¡Guau! ¿Nunca lo habías visto y lo ayudaste por tanto tiempo con su tarea?” Lo que me dijo a continuación es algo que voy a recordar para el resto de mi vida, y algo que pienso que es una de mis creencias centrales.

Me dijo “Sí, la manera en que lo veo, es que estamos en esto juntos.”

Probablemente, yo parecía como una imitación de Lil John por David Chappell después de eso (pienso que dije “What?” 5 veces) porque lo que me dijo realmente sacudió mi mundo. Nunca había pensado sobre la vida así: “Estamos en esto juntos.”

Creo que el problema que me tiene perpleja era la parte de “esto”. No había entendido lo que “esto” era todavía.

Ahora, 14 años después, pienso que entiendo.

Aunque somos diferentes, al final, somos lo mismo. Todos nosotros tenemos nuestros miedos, nuestras inseguridades, y nuestros pensamientos más íntimos cuando estamos acostados, solos en la oscuridad a punto de dormirnos por la noche. Todos nosotros tenemos la necesidad de ser amado, ser aceptado, y aunque estamos en diferentes lugares en nuestras vidas, todos nosotros estamos buscando la felicidad. Al final, todos nosotros estamos tratando de seguir por la vida, haciendo lo mejor que podemos.

La clave acá es que si podemos ayudar a alguien a lo largo del camino, entonces podemos hacer el mundo un mejor lugar, para esa persona, para nosotros y para todos.

Y esto es exactamente la sensación que tuve mientras estaba en la carrera.

Primero, había corredores, 15,000 de nosotros, de diferentes niveles de capacidades, corriendo a diferentes ritmos, todos vestidos con sus remeras rojas, tratando de correr hacia la meta. Además, había personas en la esquina cerca de Lago del Golf, pasando música a todo volúmn para alentar a los corredores. También, los fabulosos corredores de Gatorade que nos cuidaron, desde los corredores más rápidos hasta los corredores más rezagados. Y no puedo olvidarme de una de las partes más importantes de la carrera, las personas que nos estaban esperando para alentarnos en los últimos 200 metros.

Fue algo muy especial. Sentí un sentido real de unidad allí, como si fuera parte de algo más que una carrera, algo que es difícil de explicar.

Creo que la frase, “Estamos en esto juntos” queda perfectamente.

Espero que la disfrutes tanto como yo. Decime tus experiencias, pensamientos sobre la carrera.

Te mando besos,
Jen