jueves, 4 de septiembre de 2008

Estamos en esto juntos

Corrí la carrera de Nike Human Race 10k el domingo pasado. Fue espectacular, con una carrera en 25 ciudades alrededor del globo, más de 750.000 participantes por todo el mundo, y 15,000 en Buenos Aires. La pasé muy bien. Podría hablar mucho de esto, pero probablemente ya leíste algo sobre la carrera en el diario. Lo que me da muchas ganas de decirte es algo en lo que pensaba casi todo el tiempo que estuve allí.

Es algo que un amigo me dijo hace casi 14 años atrás, algo que cambió la manera en la que veo el mundo y pienso que captura el espíritu de la carrera.

Estaba en el primer año de mis estudios para ser ingeniera y sólo hacía un poco que había cumplido 18 años. Había ido a la clase temprano y estaba esperando afuera en el pasillo hasta que nuestra clase empezara. Estaba charlando con un amigo cuando alguien de nuestra clase le preguntó sobre nuestra tarea que estaba asignada para el día. Mi amigo empezó a hablar con este chico, contestando sus preguntas y hablando con él sobre sus dudas.

Después de un par de minutos, pensé que él iba a empezar a hablar conmigo de nuevo y que íbamos a poder terminar nuestra conversación, pero me di cuenta de que el chico no había entendido todavía la tarea, así que mi amigo siguió hablando con él. Cuando el timbre sonó para que nuestra clase empezara, me di cuenta de que él le había estado hablando por 20 o 30 minutos.

Esto me sorprendió un poquito, así que le pregunté si conocía a la persona con la que estaba hablando. “Nunca lo había visto”, me respondió. “¡Guau! ¿Nunca lo habías visto y lo ayudaste por tanto tiempo con su tarea?” Lo que me dijo a continuación es algo que voy a recordar para el resto de mi vida, y algo que pienso que es una de mis creencias centrales.

Me dijo “Sí, la manera en que lo veo, es que estamos en esto juntos.”

Probablemente, yo parecía como una imitación de Lil John por David Chappell después de eso (pienso que dije “What?” 5 veces) porque lo que me dijo realmente sacudió mi mundo. Nunca había pensado sobre la vida así: “Estamos en esto juntos.”

Creo que el problema que me tiene perpleja era la parte de “esto”. No había entendido lo que “esto” era todavía.

Ahora, 14 años después, pienso que entiendo.

Aunque somos diferentes, al final, somos lo mismo. Todos nosotros tenemos nuestros miedos, nuestras inseguridades, y nuestros pensamientos más íntimos cuando estamos acostados, solos en la oscuridad a punto de dormirnos por la noche. Todos nosotros tenemos la necesidad de ser amado, ser aceptado, y aunque estamos en diferentes lugares en nuestras vidas, todos nosotros estamos buscando la felicidad. Al final, todos nosotros estamos tratando de seguir por la vida, haciendo lo mejor que podemos.

La clave acá es que si podemos ayudar a alguien a lo largo del camino, entonces podemos hacer el mundo un mejor lugar, para esa persona, para nosotros y para todos.

Y esto es exactamente la sensación que tuve mientras estaba en la carrera.

Primero, había corredores, 15,000 de nosotros, de diferentes niveles de capacidades, corriendo a diferentes ritmos, todos vestidos con sus remeras rojas, tratando de correr hacia la meta. Además, había personas en la esquina cerca de Lago del Golf, pasando música a todo volúmn para alentar a los corredores. También, los fabulosos corredores de Gatorade que nos cuidaron, desde los corredores más rápidos hasta los corredores más rezagados. Y no puedo olvidarme de una de las partes más importantes de la carrera, las personas que nos estaban esperando para alentarnos en los últimos 200 metros.

Fue algo muy especial. Sentí un sentido real de unidad allí, como si fuera parte de algo más que una carrera, algo que es difícil de explicar.

Creo que la frase, “Estamos en esto juntos” queda perfectamente.

Espero que la disfrutes tanto como yo. Decime tus experiencias, pensamientos sobre la carrera.

Te mando besos,
Jen

9 comentarios:

Alejandro dijo...

En el año 2006 corrí la categoría 8K del Maratón de Buenos Aires, a las 7:30hs debajo de un cielo negro y una lluvia en aumento. En el kilómetro 2 pasamos por el lago del club de golf con el agua hasta la mitad de las zapatillas y con mis anteojos empañados por el frío que se hacía sentir cada vez más, pensaba ¿qué hago acá? pero levanté la cabeza y vi a todos los desconocidos que estaban corriendo a mi alrededor, y pensé, somos muchos, un poco locos y nos gusta correr aunque llueve y truene.
Nos gusta correr solos rodeados de 15.000 personas, pero sabemos que no estamos tan solos.

Muy bueno tu blog, como te dije el domingo sos más argentina que el dulce de leche.
Alejandro

Polzúnkov dijo...

Jennifer, este post es, por lejos, el mejor que has escrito.

Toda la vida jugué al fútbol, nunca me había interesado correr. El año pasado, mi hermano me dijo de correr una carrera (justamente, Nike 10K 2007), le dije que no, que no me parecía porque seguro era algo aburrido (¿¿¿ABURRIDO???)…
… finalmente, después de hablar mucho, él me convenció y fui.

Nunca la había pasado tan bien en mi vida.

Sobre todo por algo que vos relatas muy bien en tu post:
Porque yo siempre había pensado que correr era algo muy solitario… y estaba muy equivocado. La gente se ayuda, se apoya, se da aliento. Se dice cosas para hacer reír. Comparte tiempo antes y después de la carrera…

¿Y por qué?

Simple… porque estamos en esto juntos.

Es una pena no haberte conocido personalmente el domingo… otra vez será.

Te mando un beso.

Florencio dijo...

realmente HERMOSO lo que escribiste!!! Me gustó tanto que lo voy a guardar junto con algunos textos "elegidos". Gracias!!!

Beso grande,

Flo

Marina dijo...

Que lindo lo que escribiste!! y esa frase tan simple y tan profunda me la quedo conmigo...
Me encanta leer tu pàgina, porque ponès en palabras un montòn de cosas que pienso pero que no logro expresar correctamente.
Cariños. Marina

Anónimo dijo...

Muy bueno el post, Jenn

Pablo Diaz dijo...

Simplemente excelente la descripción de las diferencias y las similitudes de lo que relatas.

La verdad que nunca me había puesto a pensar de esa forma.

Ya me diste tarea para el fondo del fin de semana!

Francys dijo...

Llegue aprox. 7:45, desp d calentar me fui a ver si encontraba a alguien conocido.. pero nu .. es q habia tanta gente q me era imposible reconocer a cualquiera :S, asi q me busque algun lugar. Ya a tdo eso eran las 8:55 y faltaban tan solo unos minutos.. desde ahi ya sentia esa ansiedad por correr, y tda la gente seguro q tambien, tdo el mundo esperando la largada, ya saltando y demas.
minuto cero, tdos ya en movimiento, algunos quizas pensando si llegaran o no, otros gritando, saludando etc.... acaso no es un logro estar ahi?, cada uno es merecedor de un aplauso, el esfuerzo de entrenarse o de al menos salir una vez a la semana a correr, es verdad, "en esto estamos juntos", corremos entrenamos para llegar a la meta, corremos y entrenamos para sentirnos mas completos. ^^ un lindo recuerdo beshos jenny!!!
Disculpen las faltas de ortografia :P

Marcelo dijo...

Qué buena reflexión Jen!!!Hacía tiempo no leia algo así, comparto 100% que estamos en esto juntos, a veces solos, a veces acompañados por algún amigo al que contagiamos nuestro "runnerismo" y se prende en alguna carrera, pero siempre siento que estamos juntos, todos los locos que corremos. Excelente el blog, fotos y relatos.Saludos

Anónimo dijo...

hola !!!