miércoles, 25 de junio de 2008

El Cuestionario de Jennifer Leigh Albright

Éste fue un cuestionario en mi grupo de corredores para conocer las personas en el grupo. Seguí para leer mis respuestas……

1_¿Cual es para usted el colmo de la miseria?
Que haya millones de personas que no tienen nada para comer y por otro lado hay gente que paga 10 mil dólares por una noche en un hotel.

2_ ¿Dónde le gustaría vivir?
En la luna

3_ ¿Cuál es su ideal de felicidad en la tierra?
Tomar una cerveza en mi terraza

4_ ¿Para que faltas tiene usted más indulgencia?
Para las que yo también haría

5_ ¿Su pintor favorito?
Mi bisabuela

6_ ¿Su músico favorito?
El heladero del Lago de Golf

7_ ¿Qué cualidad prefiere en el hombre?
Lo contesto fuera del horario de protección al menor

8_ ¿Qué cualidad prefiere en la mujer?
Amistad

9_ ¿Qué espectáculo deportivo mundial le gustaría ver en vivo?
La final de la NBA

10_ ¿Quién le gustaría ser?
Jennifer Leigh Albright

11_ ¿Cuál es el principal rasgo de su carácter?
Te lo preguntaría a vos.

12_ ¿Su virtud preferida?
El sentido de humor

13_ ¿Qué es lo que más aprecia de sus amigos?
Que me envíen cuestionarios en castellano para responder.

14_ ¿Cuál es su principal defecto?
No contestar ninguna pregunta en serio.

15_ ¿Su sueño de felicidad?
Una noche (o dos, o tres…) con Luciano Castro

16_ ¿Cuál es su personaje histórico favorito?
Cleopatra

17_ ¿Sus heroínas en la vida real?
Mi hermana, mi madre, mi abuela

18_ ¿Sus heroínas en la ficción?
La Mujer Maravilla, La Batichica

19_ ¿Sus héroes en la vida real?
Mi padre, mi abuelo

20_ ¿Sus héroes en la ficción?
Indiana Jones

21_ ¿Cuál sería su mayor desgracia?
Tener que contestar un cuestionario como éste por día

22_ ¿Cuáles son sus libros favoritos?
Sula de Toni Morrison

23_ ¿Qué color prefiere?
Verde esmeralda

24_ ¿Cuál es la flor que más le gusta?
Las que me regalan

25_ ¿Cuál es su animal favorito?
El perro

26_ ¿Qué pájaro prefiere?
Los que no cantan a la madrugada

27_ ¿Sus autores favoritos en prosa?
No tengo

28_ ¿Sus poetas favoritos?
No tengo

29_ ¿Con qué persona de la historia se habría sentado a tomar un café?
Marilyn Monroe

30_ ¿Qué detesta sobre todo?
Las preguntas difíciles

31_ ¿Qué personajes históricos desprecia más?
Hilter

32_ ¿Qué don de la naturaleza querría tener?
Hablar como una porteña

33_ ¿Quienes son sus ídolos deportivos?
Los corredores ciegos

34_ ¿Cuál es su programa de televisión favorito?
Lalola, Chappelle’s Show

35_ ¿Cuáles son sus dibujos animados favoritos?
Tom y Jerry

36_ ¿Cuál es su película favorita?
No tengo

37_ ¿En qué momento de la historia mundial le habría gustado vivir?
Me gusta vivir ahora

38_ ¿Cómo le gustaría morir?
Tomando vino, escuchando música y teniendo sexo (al mismo tiempo)

39_ ¿Cuál es el estado de su espíritu?
Sólido

40_ ¿Cuál es su lema?
La vida es corta

domingo, 22 de junio de 2008

Un encuentro de motoqueros

Fijate lo que encontré cuando estaba corriendo……

martes, 17 de junio de 2008

Muy Recomendada

Estoy mal.

Recien llegué de ver la pelicula Sex and the City. Fue un infierno de emociones todas juntas en sólo 2 horas.

No te quiero arruinar la película, pero quiero decirte algunas cosas sobre ella.

Si sos el tipo de persona fría que nunca escucha su corazón, no vayas a verla. Si nunca sentiste lo que es el deseo o nunca experimentaste una pasión incontenible por otra persona, no vas a entenderla. Si nunca perdiste un amante o novio, entonces no vas a encontrarle sentido. Si nunca conociste el dolor de la traición, de perder un amigo o de lamentar algo que hiciste, esta película no es para vos.

Si sos el tipo de persona que nunca sintió una intensa felicidad corriéndole por los huesos, yo no iría a verla. Si nunca sentiste el dolor de ser completamente dejada de lado, no vas a entenderla. Si nunca sentiste un amor profundo por tus amigos y deseaste su bienestar, quizás no vas a encontrarle ninguna gracia. Si nunca estuviste tan deprimido que no podías levantarte de la cama, tal vez esta película no sea para vos.

Además, si no tenés compasión con los demás y con cómo se están sintiendo, te diría que no vayas a verla. O si sos el tipo de persona que no le gusta sentir sus sentimientos, sean buenos o malos, no iría.

Pero si te gusta emocionarte con este tipo de historias o pasaste alguna vez por alguna de las experiencias que describí arriba, entonces, posiblemente te va a encantar.

Es fabulosa.

Hay muchísimas cosas en la película. Son 2 horas de tacos, brillo de labios, carteras de Louis Vuitton, y vestidos de diseñador puestas sólo como diversión y así y todo, es un peliculón.

Te debes preguntar entonces por qué quedé mal. No es que yo haga pasado por todas esas cosas, pero mirar esta película me hizo pensar en algunos momentos tristes de mi vida. Y eso te pone un poco sensible.

Te estarás preguntando por qué entonces fui a ver algo así. Soy el tipo de persona que quiere vivir la felicidad, el amor, o la pasión aunque pueda venir acompañada de pena o dolor en el final.

En definitiva, esas cosas en la vida son las que valen.

Igualmente, si vas a verla, llevá pañuelos.

martes, 10 de junio de 2008

Para Las Mujeres

Alguien me dijo algo el otro día en lo que no paro de pensar.

Cuando estaba en una fiesta, el viernes pasado, una de mis amigas hizo un comentario de pasada que me impresionó mucho. Fue sólo un comentario que ella hizo, pero cuando lo dijo, pensé que describía perfectamente su manera de vivir la vida.

Lo que ella me dijo fue: “La vida es corta.

Es simple y ha sido dicho antes muchas veces, pero cuando la escuché a ella decirlo, significó algo importante para mí.

Ella es el ejemplo perfecto de disfrutar la vida al máximo durante cada momento que pasa. La mejor manera de describirla es que en realidad ella es el alma de la fiesta. Siempre está haciendo chistes, bromeando, siempre tiene una hermosa sonrisa, y es una persona que ilumina el ambiente con sólo entrar.

Estaba pensando en ella y en lo que me dijo, y que en general, obtengo mi fuerza de las mujeres. Sea una persona en mi familia, una amiga, alguien que haya conocido recientemente, o alguien que conozca de casualidad, ellas son las personas que me inspiran. Nunca conocí una mujer en la que no haya encontrado algo que yo quisiera emular. No estoy diciendo que no haya hombres que me inspiren. Quizás es porque cuando crecí, tenía relaciones tan cercanas con las mujeres en mi familia, que ahora que tengo más años, las mujeres son las personas que me siguen inspirando.

Pensé en mi amiga durante el fin de semana y también antes de la carrera 10k el domingo. Hice un montón de cosas el finde pasado, así que cuando me levanté la mañana de la carrera, con mis piernas cansadas y con achaques, estaba pensando que no iba a correr.

La carrera estaba dividida en 8 categorías, basadas en el tiempo declarado por el corredor. Se suponía que mi carrera era a las 4:30 de la tarde, pero sabía que muchos de mis amigos iban a correr en la carrera de las 11:00. Dado que la carrera era cerca de mi casa, decidí ir temprano para alentar a los otros corredores y poder sacar algunas fotos.

Casi 10 minutos antes de la carrera de las 11:00, estaba sentada en el césped. Uno de los directores de la carrera se me acercó. Me explicó que el horario de mi carrera había cambiado a la hora de la que estaba por empezar. Pensé, ¡Uy! ¿Qué hago?¿Corro?

La primera cosa que se me ocurrió fue el comentario de mi amiga, “la vida es corta”. Como tengo más años, debe ser por las cosas que no hice y que me arrepiento de no haber hecho.

Después de pocos segundos de reflexión, decidí correr la carrera de todas maneras – no me importó que no pudiera entrar en calor. Por suerte, estaba vestida con ropa para correr, así que tenía la opción. Me saqué la campera, até con correa el chip para timing, y me até el pelo. En un par de minutos, la carrera empezó y ahí estaba yo con el resto del pelotón.

Mis piernas no daban más cuando estaba corriendo; es decir, estaba muy cansada. Había hecho demasiadas cosas los días antes de la carrera y ahora estaba pagando el precio. Mis piernas se quejaban casi toda la carrera. Era como si mi pierna izquierda gritara, “¿Por qué saliste hasta las 4 de la mañana el viernes pasado?” y mi pierna derecha, “¿Por qué saliste a tomar cerveza anoche cuando necesitabas estar en casa descansando?” y no podía hacerlas callar.

Una vez que empiezo algo, no me gusta abandonarlo, pero estaba dolorida y necesitaba ayuda para terminar la carrera. Lo que hice es lo que hago usualmente cuando me estoy sintiendo mal o deprimida o cuando necesito que alguien me preste solo un poquito de su fuerza. Pensé en todas las mujeres que han tocado mi vida y lo que admiro de ellas: su coraje, su energía, su aplomo. Además pensé en mi amiga y en su manera de ser.

Con todo esto en mi cabeza terminé la carrera, completamente agotada, pero contenta de haberla corrido.

Gracias mujeres. Yo tengo en cuenta sus esfuerzos. Sepan esto o no, me inspiran, y espero, a su vez, poder hacer lo mismo por ustedes.

sábado, 7 de junio de 2008

Maratón Nocturna

El viernes pasado fui a una fiesta del grupo de corredores. ¡No sabía que hay tantas personas buen mozas en el grupo! ¡Qué bueno! Nos quedamos hasta 4:00 de la mañana bailando. Estuvo maravillosa. Gracias a todos por una linda noche.


Haz click acá para ver las fotos más grande.

domingo, 1 de junio de 2008

Una Fiesta Después de Fiestas Mayas

El otro día, tuve uno de los días de correr más fabuloso – ya sabés, esos en los que pensás cuando alguien te pregunta ¿por qué corrés?

El domingo pasado, corrí la carrera de Fiestas Mayas, que se la considera una “clásica” acá. Fue el 34º evento anual de esta carrera, con aproximadamente 5000 corredores que corrieron la 10k o la 3k, que también era posible. Llamo a este tipo de carreras, carreras “obvio” – cuando le pregunto a alguien si va a correrla, la respuesta siempre es “obvio”. Había un montón de corredores, espectadores, y por lo que parece, la misma cantidad de fotógrafos y gente filmando la carrera, lo cual la hace más emocionante. (Si alguna persona está considerando viajar a Buenos Aires para hacer unas “vacaciones de correr”, esta carrera sería una de mis primeras recomendaciones.)

Personalmente, me sentía un poquito nerviosa antes de la carrera. Había tenido anemia el año pasado, y estuve trabajando con el medico para mejorar eso. No corría una 10k, o, en realidad, ninguna carrera salvo una media maratón un par de semanas atrás, desde noviembre del año pasado. Pedí estar en la categoría de elite en la carrera, basada en mi tiempo de la media maratón que recientemente había corrido, para tener una mejor posición en la largada, pero no estaba segura de en cuánto era capaz de hacerla. Así que estaba esperando no pasar vergüenza. Decidí prepararme lo mejor posible y esperar que pase lo mejor.

La mañana de la carrera llegó e hice todas las cosas necesarias para acercarme a la línea de salida: me levanté temprano, me hidraté, desayuné, me puse Vasolina en todos los lugares correctos (¡e incluso, más!), hice todas las visitas “por si acaso” al baño, que siempre parece acompañar a una carrera. Tomé un colectivo y bajé cerca de la carrera, y después troté hacía la línea de la salida como una parte de mi entrada en calor. Para cuando llegué ahí, me estaba sintiendo bárbara; tenía la sensación de que algo bueno iba a pasar, pero no estaba segura qué.

Corrí algunas pasadas para mantener mi cuerpo con calor, y cuando se hizo la hora, me puse en fila con todos y esperé la cuenta regresiva para empezar la carrera. Después de que el público gritó “10, 9, 8,….hasta el 1”, salimos.

En mi caso tuve una carrera fabulosa; me sentí muy bien casi todo el tiempo y hubo también algunas cosas que me cayeron del cielo que me ayudaron tremendamente. Mis preparaciones para la carrera fueron muy provechosas para mí en general y por eso me sentía como si mis piernas estuvieran fresquitas. Buena parte de la carrera, tuve otros corredores que corrieron a mi ritmo alrededor mío y esto me ayudó a mantener una marcha uniforme. Pero, probablemente el único y más importante factor que me ayudó cuando lo necesitaba fue, justo al lado de mí, dos hombres que estaban corriendo juntos: un hombre era ciego y el otro actuaba como sus “ojos”. Cuando sentía que no tenía bastante fuerza para correr, los miré a ellos y pensé en el esfuerzo que el corredor ciego estaría haciendo para correr a mí mismo ritmo. No podía darme por vencida.

Terminé la carrera con un tiempo de 38:50, agotada, cansada, pero también extremadamente feliz porque había superado mi mejor tiempo pasado.

Después de todas las felicitaciones y la típica charla de después de una carrera, me encontré con cerca de 30 miembros de un grupo de correr con el que recién empiezo a correr. Usualmente tienen un picnic durante la ceremonia de premios, así que los acompañé. Conocí a algunas personas, charlamos, comimos, tomamos, y en general, lo pasamos bien. Cuando era tiempo de ir a mi casa, miré el reloj y me di cuenta lo temprano que era.

Todavía no era mediodía y estaba teniendo un picnic con nuevos amigos y con un día muy lindo. Tuve la satisfacción de un trabajo bien hecho y un nuevo mejor tiempo en la 10k.

Así que me pasé el resto del día con una gran sonrisa.

Jenn